sábado, 19 de diciembre de 2009

Cine de Autor - Martes 13

COMUNICADO DE PRENSA
No. 192 / OCTUBRE 10, 2009

“CINE DE AUTOR”, CONTINÚA LOS MARTES
  • DIVERSAS CULTURAS, TENIENDO EN COMÚN LA ANIMACIÓN
  • DOS CORTOS GANADORES DEL “ÓSCAR”, EN ESTA SESIÓN

COZUMEL, Q. ROO.- La Fundación de Parques y Museos de Cozumel, Quintana Roo (FPMCQROO), en coordinación con “Hazme Sentir Collective”, presentará la segunda sesión del ciclo “Cine de Animación”, perteneciente al programa “Cine de Autor”. La cita será el próximo martes 13, en el auditorio “Lic. Pedro Joaquín Coldwell” del Museo de la Isla, a las 19:00 horas. La entrada será libre.

Con 78 minutos de duración, la cinta animada francesa “Las Trillizas de Belleville” abre el programa. Inicia como una celebración de la animación más tradicional, aquella en blanco y negro de los hermanos Fleischer y de Betty Boop, pero rápidamente deviene en casi una versión animada del más clásico humor del cine francés, con Jacques Tati como abanderado.

El verdadero trío protagónico está integrado por Madame Souza, un nieto ciclista y un perro torpe y tierno llamado Bruno. A la ciudad del título – Belleville – llegará primero el nieto, casi directamente desde una carrera de bicicletas que recuerda al Tour de France, y detrás de su pista irán la abuela y el mastín. Una vez allí se encontrarán con las trillizas, un trío de avejentadas hermanas musicales, con basquetbolistas atrapados dentro de sus largos cuerpos – como bien las describió el director Sylvain Chomet – y un espíritu joven a pesar de los años.

Seguirá el turno a un cortometraje animado de siete minutos de duración, en una coproducción franco-rusa. El director Konstantin Bonzit plantea en “A la Orilla de la Tierra”, el cuestionamiento de lo que sucedería en una casa construida en la cima de una montaña, que se balancea según el movimiento de sus habitantes.

“More” es un corto animado creado por el estadounidense Mark Osborne, sobre la historia de un hombre que añora la felicidad de su infancia. Durante el día, se le puede ver trabajando de obrero en una fábrica; mientras, que por las noches busca dar con la invención que le permita cambiar su vida y la del mundo entero. Animación en stop motion, sin diálogos y de seis minutos de duración.

“Padre e Hija” es uno de los mejores cortometrajes animados de la historia, según numerosos críticos. La trama es simple y conmovedora: un padre le dice adiós a su pequeña hija. Cuando ella crece, conserva la esperanza de volver a reunirse con él.

El director holandés Dudok De Wit aprovechó dos elementos: la hija que va creciendo y la rueda. Esta última simboliza un círculo de esperanza en el que se ve inmersa la niña durante toda su vida y el regreso a su mismo objetivo: reunirse con su padre. El paso del tiempo puede haberla envejecido, pero el deseo de la niña aún se conserva en el corazón de la anciana. Imposible no ser indiferente a la escena final. Cabe señalar que el corto fue ganador del “Óscar” en 2000.

Finaliza la jornada con “Ryan”, corto ganador del “Óscar” en 2004, del director canadiense Chris Landreth. Oscila entre la animación y el documental, y se basa en la vida de Ryan Larkin, de quien se escucha su voz en la cinta. Un animador canadiense que hace 30 años, en el National Film Board de Canadá, produjo algunas de las películas de animación más influyentes de su tiempo. Hoy en día, Ryan vive de la beneficencia y pide monedas por las calles del centro de Montreal.

“Cine de Animación” continuará los martes de octubre, con diferentes películas animadas de diversas partes del mundo, con duración variable, pero teniendo en común aspectos elogiables en esta faceta del séptimo arte combinado con tecnología y creatividad.